La Desaladora de Escombreras vuelve al primer plano de actualidad. La próxima semana desfilarán por el juzgado que instruye las actuaciones del caso, Miguel Angel Cámara ( ex alcalde de Murcia), Pilar Barreiro (ex alcaldesa de Cartagena), María Antonia Conesa ( ex alcaldesa de Fuente Alamo), José Salvador Fuentes Zorita ( ex presidente de la CHS), Eduardo Garro (interventor general de la Comunidad), Francisco Ferrer ( ex director de los servicios jurídicos) y el abogado Gaspar Ariño, como responsable del gabinete jurídico que en su día emitió varios informes para el Ente Publico del Agua (EPA). Todas estas citaciones están realizadas en calidad de testigos y corresponden a la petición expresa de la fiscal de un caso en el que, para hacerte un resumen, se trata de esclarecer si la construcción de esta planta pudo suponer un perjuicio millonario para las arcas públicas debido a los compromisos que se asumieron con las empresas constructoras. En ese mismo marco ya declaró en diciembre otro grupo de ex alcaldes.

 

Vuelve el caso Desaladora, por tanto. Y vuelve no solo para que la magistrada juez y la fiscal aclaren lo que tengan que aclarar y resuelvan lo que tengan que resolver, que en eso están. Vuelve también para poner en evidencia muchas y variadas lecturas políticas, algunas de las cuales te van a sorprender. Y mucho. En especial en lo que toca a un gobierno que se sigue mostrando flojo de toda flojedad y hasta contradictorio. Houston tenemos un problema. Este caso Desaladora no solo ha abierto una crisis en el pepé entre los anteriores y los posteriores. Sino que también lo ha hecho en el seno del mismísimo ejecutivo regional con un consejero,Pedro Rivera, poniendo en aprietos a otro, Miguel Angel del Amor ante un López Miras que sigue en la inopia política . Crisis abierta.Si el abad juega a los naipes, ya me dirás qué van a hacer los frailes. Imitarlo. Salvo que en este caso lo que llega a lanzar un consejero sobre otro no son precisamente confetis como hizo Miras con Guardiola en plenas fiestas yeclanas. Vamos al grano.

 

EL ESCRITO DE LA POLÉMICA

Mi enano infiltrado me ha hecho llegar el contenido de un escrito de apelación de la Comunidad Autónoma frente a un reciente auto de la magistrada juez del caso Desaladora cuya lectura, he de confesártelo, me ha dejado ojiplático. Y no ya por los argumentos o planteamientos jurídicos en los que no voy a entrar porque ni soy especialista , ni esta es la sección de tribunales. Atónito y hasta boquiabierto me dejan algunas afirmaciones que se hacen en el escrito por  las consecuencias políticas que se pueden sustanciar de las mismas. Y los dardos hacia quienes pueden ir dirigidos.

Tú ya sabes que los abogados ofrecen tantas opiniones como clientes tienen. Así que no voy a entrar en valoraciones juridicas sobre el escrito.No es mi tema. Pero sí en las interpretaciones políticas que del mismo se pueden entresacar. Los servicios jurídicos al frente de los cuales se encuentra el “consejero incompatible”  Pedro Rivera sostienen, por el documento al que he tenido acceso, en su exposición ante la magistrada juez lo siguiente:

 

“…la CARM nunca ha tenido ocasión material de pronunciarse sobre los contratos, sino que ha ido a remolque de las dudosamente acertadas decisiones de los investigados, los cuales , lejos de actuar en representación y defensa de intereses públicos más bien pudieron atender a intereses particulares…”

 

Esta estrategia de que los servicios jurídicos de Presidencia vayan por delante de la propia magistrada es difícil de entender desde una lectura política,insisto,  salvo que pudiera haber otros intereses en juego. Habría que recordarle a López Miras y a su consejero Rivera, yerno, por cierto, del investigado Juan Jódar, que entre los referidos ( en el escrito no observo distinciones ni matizaciones por lo que debo entender que se refiere a todos) figuran dirigentes, responsables y altos cargos de gobiernos anteriores. Del pepé; no de otro partido. Es decir, de quienes les dieron el relevo a los actuales. Y puestos a recetarles rabos de pasa , que siempre son buenos para recuperar la memoria habría que preguntarles a los dos, las siguientes cuestiones:

 

–¿El investigado José Manuel Ferrer, antiguo gerente de la Desaladora (también del pepé en el que llegó a formar parte del Comité Electoral que firmaba las listas de López Miras), no fue durante once meses Administrador Mancomunado de la Desaladora … junto al actual consejero de Agricultura y Agua, Miguel Angel Del Amor?. ¿Un Administrador Mancomunado se entera o no se entera? ¿Ponen en el disparadero, con lo que se puede inducir o deducir de este escrito, los servicios jurídicos de Presidencia al propio consejero de Agricultura y Agua? ¿Qué ha dicho el Ministerio Fiscal sobre si ha existido modificación alguna en el cambio de gestión de la Desaladora durante esta última legislatura?

 

No son pocos quienes piensan que al final, Pedro Rivera puede acabar complicándole el devenir político a su compañero Del Amor en su probable intento de salpicar a gobiernos anteriores de su propio partido. Argumentos de defensa jurídica al margen, tengo para mí que ha abierto una crisis política en el seno de su propio gobierno. Y veremos si la andanada de Rivera no le acaba originando algún otro problema al bueno de Miguel Angel. Con amigos así, no necesitas enemigos, compañero.

El abad, los frailes y el convento ya te decía. Un auténtico patio de Monipodio. Como corresponde a este Gobierno Miras afanado en estos días de pactos y negociaciones en aparentar lo que no es. Isabel Franco sabrá donde se mete. O donde tratan de meterla. Que para el caso es lo mismo.

 

 

CIUDADANOS PIDIÓ EL CESE DE RIVERA Y MIRAS NO HIZO CASO

 

Para que te hagas una idea de la Antología del Disparate que rodea a todo este proceso de la Desaladora, te cuento que el consejero de Presidencia Pedro Rivera viene soportando la losa de la incompatibilidad desde que se supo, publicado está, que su suegro, Juan Jódar fue socio promotor de la empresa promotora de la planta y que cobró , al parecer a través de una empresa familiar, más de un millón de euros del grupo ACS por la venta de sus acciones. De hecho, el mismo partido que ahora se sienta a negociar políticas de regeneración política con este pepé heredero de Pedro Antonio, Ciudadanos, exigió en la Asamblea Regional la retirada de competencias a Rivera para que dejase de ser el responsable en última instancia de las actuaciones procesales por una “evidente incompatibilidad”. El resto de la oposición también pidió su cese. Miras, después de su enésima visita a determinado despacho de la cuarta planta de Centrofama, no hizo ni caso. Ahora las perspectivas son diferentes. Incluso para el propio Miras que no está descartado, como sabes, pudiera caerse al final del cartel. Regeneración también se escribe con «r» de renovación.

 

OTRO DISPARATE POLÍTICO:MIRAS PIDE QUE PEDRO SANCHEZ INTERVENGA LA DESALADORA

 

Me aseguran los regantes que la situación del campo de Cartagena es crítica. Que el cierre de centenares de desalobradoras contra el que poco se puede objetar, ha dejado a la comarca bajo mínimos. Estamos hablando de una zona fundamental para el PIB regional. Esta situación posiciona a la Desaladora de Escombreras como la principal fuente de agua de la Región. Y más con la creciente amenaza sobre el trasvase Tajo-Segura, ayuno del soporte que da un consenso político inexistente. Esta Región sin agua se nos cae. Nos estamos jugando el futuro. Y el futuro, nuestro y de nuestros hijos, es algo tan importante que no se puede dejar en manos de aficionados.

Si yo te contara que después de pasarse los últimos meses y , sobre todo, las ultimas semanas, plena campaña electoral, acusando a Pedro Sánchez y al pesoe de “hidrocidas”, de “traidores a los intereses de la Región” y a Diego Conesa de ser un “servil de los intereses de Sánchez que quiere convertir a la Región en un desierto”, a nuestro “petit president” no se le ha ocurrido otra cosa que pedir que Pedro Sánchez intervenga la única “maquina de agua” que nos queda, tú acabarás flipando y pensando que te estoy contando una milonga. Pues no, no es así.

En el escrito de marras que sustenta este artículo y al que he tenido acceso a través de mi enano infiltrado, los servicios jurídicos de Pedro Rivera y López Miras, dirigidos por el primo del primero, Joaquín Rocamora Manteca, solicitan a la magistrada que la Desaladora sea intervenida por la Administración Central. Cosas veredes Sancho que harán “fablar” a las piedras. Otra vez la lectura política sobre el argumento jurídico. Segunda puya a Del Amor. Somos, vienen a decir al menos así lo interpreto, incompetentes para administrar la Desaladora y pedimos un interventor de la Administración Central para que la administre. Atame esa mosca por el rabo, Miguel Angel. Y que nos lo expliquen a todos. Entre todos los funcionarios de la Comunidad Autónoma, podemos deducir, no deben existir ni eficaces administradores ni garantes conocedores del régimen jurídico-financiero del sector público. Lectura política indiscutible: la Administración Regional gobernada (todavía) por López Miras pide que la Administración Central gobernada por el “hidrocida” Pedro Sánchez se haga cargo de la Desaladora. Te podrá resultar increíble pero está contenido en las páginas 17 y 18 del referido escrito de apelación que ha llegado hasta mis manos.Políticamente débil, incoherente, flojo, contradictorio, errático. Pon tú ya el adjetivo que prefieras. Y si no es así, que lo desmientan como dice cierto comentarista deportivo apelando al derecho a la información.

 

 

TEMA FUNDAMENTAL EN LAS MESAS DEL PACTO

Concluyo. La Desaladora pudo estar bien concebida, bien ideada, bien planteada,  mal vendida, mal negociada, mal gestionada, mal desarrollada o mal ejecutada. Eso lo solucionará la Justicia y yo confío plenamente en lo que dictamine en su día la Juez Magistrada. Roma locuta, causa finita. Pero también hay una verdad política que se sustancia en parámetros políticos. Aquí todo lo escrito se circunscribe al terreno político. Y mientras tanto, en ese mismo terreno, a esta “maquina de agua” que nos queda hay que dotarla de un plan de gestión. Será buena o mala, pero es la nuestra. Y , salvo que se me demuestre lo contrario, no veo yo ni a López Miras ni a su equipo con las ideas claras para sacarla adelante. Este gobierno , según las noticias que me llegan( y si no es así que me desmientan, please), lleva pagados más de 70 millones a Hydro Management, más del triple que los anteriores gobiernos a los que Pedro Rivera , lápiz en mano, y sus muchachos pueden poner en la picota. La Desaladora es un tema fundamental para el sector agro industrial de nuestra economía. Y el panorama no da para nubes, que diría el obispo Sanahuja. Por tanto debería ser un tema clave e ineludible en las mesas de negociación de pactos. Obsérvese que hablo en plural porque yo no soy de los que descartan un acuerdo final con el pesoe. Ni tampoco uno inicial con el pepé (ver artículo anterior en este blog). Espero que Isabel Franco y su gente tomen buena nota de ello. Y de esas negociaciones abiertas con el pepé y con el pesoe, al menos, salga un plan de futuro para una infraestructura que se ha hecho muy necesaria para nuestro sectror agroalimentario por la errática politica hídrica nacional. Una apuesta de futuro en éste y en otros temas que nos haga sentirnos en manos de buenos gestores. Que ya va haciendo falta.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *