Tú ya lo sabes. El que canta su mal espanta. Aquí cantamos todos. Alguno da el cante, pero cantar lo que se dice cantar, todos afinamos. Los pájaros cantan a todas horas del día, fíjate. Cantan los ruiseñores, también los ruiz-señores. Y por cantar también cantan las ranas y hasta los sapos. Hombre, no todos llegamos al nivel del presidente empresarial Albarracín entonando, con todos los gorgoritos que imaginarte puedas, el “My Way” de Sinatra en boda de alto copete, pero se hace lo que se puede. En la sede de este pepé regional, que no es el que era, algunos dirigentes vía Miami prefieren a Enrique Iglesias y van arrancándose ‘a capella’ con aquello de “si te PAS, yo también me voy”. Sobre todo después de leer a Ricardo Fernández, gran periodista de tribunales, en la última exclusiva que desvela un presunto nuevo pufo del lumbreras con el “caso Guardería” otra consecuencia de la forma de entender el desempeño político y el “ordeno-salto-y-mando” del padrino político de López Miras, Noelia Arroyo, Pedro Rivera, Marcos Ortuño, Jesús Cano, Adela Martínez-Cachá y compañía. Nos cuentan otra vez el mismo “modus operandi” que jueces y fiscales han derribado con durísimos correlatos. Otra vez los hechos de PAS contaminan a sus herederos. Y parece que hay más casos y alguna pieza que sigue separada. Sobre todo, me cuenta mi enano infiltrado, un affaire en Cehegín que está madurando. El caso es que les va a ser muy difícil encontrar apoyos tras las citas electorales que se avecinan, con semejantes insignias en la solapa. Es lo que tiene montarte una red clientelar en la que abundan aquellos que, fuera de la política, tienen muy difícil encontrar donde caerse vivos. Es lo que tiene perseguir, boicotear y hasta asfixiar a todo disidente viviente, abrir brechas, echar sal a las heridas y demás prácticas más propias de republicas bananeras que de un partido abierto y plural al que puedo dirigirme con la autoridad de haber sido su portavoz durante bastantes años. Y de haber avisado, en público y en privado, de lo que se avecinaba con el asalto al poder de semejante individuo. Ahora es fácil decirlo. Lo complicado era advertirlo entonces.

 

Alguno pensará que PAS es pasado. Craso error. PAS sigue mandando porque nunca ha dejado de mandar. Porque en la sede de este pepé ( no confundir con el que fue y el que volverá) la comisaria política de Sánchez hace y deshace a su antojo. Para luego informar vía Miami. Que para eso se quitaron de en medio a Toni Almarza. Porque López Miras tuvo la oportunidad de ser un presidente con sello propio y ha preferido, como es público y notorio, el papel de pinganillo volante, sin más recorrido de un proyecto inacabado que se dará un castañazo de enormes dimensiones el 26-M. Y otro tanto cabe decir de la lideresa del #YoconPedroAntonio , Noelia Arroyo y sus aspiraciones de desplazar a la eficiente Ana Belén Castejón de la alcaldía de Cartagena. A ver quien carga con el papelón de aupar a estos herederos políticos del lumbreras. No veo yo a Ciudadanos, partido abanderado de la regeneración y la lucha contra la corrupción política, por ese sendero. Y oportunidad tendrán para dejarlo claro en la campaña electoral.

 

LOS «DESGARRES» , CONESA, FRANCO, CASCALES, GALDON, URRALBURU…

 

Claro que miras alrededor y tampoco te encuentras a la alegría de la huerta. Resulta que el Manual de Resistencia de Pedro Sanchez es un Manual de Inconsistencia para un Diego Conesa al que le iría muy bien si no lo estuvieran jodiendo permanentemente desde Madrid o Castilla La Mancha con discursos que en Murcia parecen más diseñados por el pepé que por el pesoe. En Ciudadanos buscan su “Arrimadas murciana” y a la espera de que Isabel Franco ( ver articulo anterior en este blog) lo sea, ya que a Marian Cascales parece que su influyente “amigo” de la cúpula empresarial le ha puesto los reparos oportunos; lo cierto y verdad es que la imagen de transparencia y de respeto a las primarias del partido naranja ha quedado tocada. Y eso en la calle da reparo. En similar situación de mal rollo se encuentra Somos Región tras la dimisión de José Gabriel Ruiz como secretario general y su denuncia de falta de respeto estatutario en la elección sin proceso de primarias de los tres candidatos formación regionalista en Murcia, Cartagena y Lorca o la conocida condena por injurias personales contra el popular Quino Segado que recae sobre la presidenta del partido en Cartagena, Ana Belén Nicolás .Es decir, aquel Talón de Aquiles que ya avanzara el periodista Alberto Aguirre de Cárcel tiempo atrás con su perspicacia habitual. Una pena estos “desgarres” ( y otros que van a venir) en un proyecto al que yo sigo deseando buena suerte porque su idea matriz es muy buena para mi tierra. Y en cuanto a Vox en Murcia ya se sabe lo aquí apuntado. Nada se hará que no decida Abascal. Y al círculo cercano de don Santiago pertenece un murciano llamado Luis Gestoso, que si no da el paso mucho que tendrá que decir sobre quienes lo den o lo quieran dar, Alfonso Galdón incluido. Y en Podemos, por mucho lío que se nos anuncie, a mi me da que el liderazgo de Oscar Urraburu no tiene discusión. Aunque que IU vaya por su cuenta hará boquete

 

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *