Aunque tú ya sabes que hasta San Antón pascuas son ( y más en mi barrio), ya estamos de vuelta. Pasaron las navidades, en las que adoramos al Niño con el corazón y al ego con la mercadería y el estómago; y volvemos a la rutina de cada año. Nuevos propósitos y parecido escenario. Tenemos nuevo gobierno central , nuevo vicepresidente, nuevos ministros y ministras podemitas. La buena noticia es que se ha acabado el bloqueo institucional. La mala noticia es la gran cantidad de incógnitas por resolver que nos deja un debate nacional con demasiado espejo retrovisor y en el que la Región de Murcia ni ha estado ni se la espera. Teruel existe, pero el Mar Menor, no. Esquerra Republicana existe, pero los trasvases no. Se cepillaron el Ebro y veremos si no acaban por cepillarse el Tajo. Es lo que tenemos. Y , quizás, lo que nos merecemos. Así que vamos con lo que toca en el circuito regional: presupuestos regionales y decreto-ley mar menor.

 

DE VACACIONES HASTA FEBRERO

Estamos todos de vuelta. Bueno, casi todos. La Asamblea Regional, for examble, no recupera su período legislativo hasta febrero. Como lo oyes. No vaya a ser que algún diputado o diputada regional se nos descuageringue con tanto trabajo encima. No vaya a ser que alguna ilustre señoría regional se nos vaya a herniar después de tanto turrón y tanta pandereta. Tú imagínate que alguno o alguna se nos desloma. Tragedia regional. Mejor lo aparcamos hasta febrerico el corto y así evitamos lesiones de escaño, que está la vida muy mala. Se me podrá decir que la medida no es de ahora sino de antes, lo que no significa que antes no existiéramos los disconformes. Pero, en cualquier caso, en ese mismo antes, que yo recuerde, no había unos presupuestos sin aprobar, es decir prorrogados ( con los serios problemas de caja que eso origina en el arranque de año sobre todo para empresas y autónomos proveedores de la Administración Regional), un decreto-ley del Mar Menor por dilucidar y, en definitiva, unos problemas sociales de ese calado por resolver. A problemas nuevos, calendario antiguo. Menos mal que nos ha llegado la nueva política.

 

Y surgen, claro, los problemas. Si quieres agilizar el decreto-ley del Mar Menor y que entre en vigor cuanto antes, te tienes que ir al debate en la Diputación Permanente( un órgano reducido que solo está activo entre períodos legislativos). Esa es la teoría de López Miras y parte de su gobierno a la que se ha opuesto en cero coma Diego Conesa. Quino Segado ha pedido que el decreto se convalide en ley este mismo viernes en la Diputación Permanente. El pesoe se opone y quiere que se tramite como proyecto de ley lo que significa que hay que darle la correspondiente audiencia legislativa, con un calendario de aportaciones, modificaciones y un pleno que apruebe el texto definitivo. Si tienes en cuenta que hasta febrero no empieza el período legislativo y que hay que contemplar de por medio las dos semanas y pico que se nos van a ir con el debate y aprobación de los presupuestos, súmale la semana santa, las fiestas de primavera y nos vamos, cuando menos al mes de junio con los bañistas . Lo apropiado quizá hubiese sido adelantar la reincorporación al curro el 7 de enero y darle al Mar Menor la tramitación, la transparencia, el debate y el consenso que merece. Vísteme despacio que voy de prisa. Y aquí que nadie vaya a herniarse. No sé si me explico , pero seguro que tú me entiendes.

 

MOLINA DE IDA Y VUELTA

Que la oposición prefiera este itinerario por razones múltiples, ya lo contemplaba López Miras. Lo que no se contemplaba en San Esteban es que Ciudadanos, sus socios de gobierno, se sumaran a este patio de Monipodio en el que se ha convertido la resolución de los problemas de nuestra querida laguna. Primero están de acuerdo con los populares. Luego sale su portavoz Juanjo Molina hablando de que es un decreto mejorable y al que hay que introducir aportaciones. La cosa llega a tal nivel que una consejera ciudadana anuncia la elaboración de esas modificaciones en un grupo de telegram interno para los afiliados de Murcia, sin percatarse que por allí andaba mi enano infiltrado. Cuando alguien les alerta de que eso supondría alinearse con la oposición, a dos días de la votación en Diputación Permanente, el propio Juanjo Molina vuelve sobre sus pasos para decir que ahora no tiene clara la decisión de optar por tramitarlo como decreto-ley como viene y sin retocarlo, o si hacerlo como proyecto de ley lo que supondría más tiempo, pero también más debate, transparencia y mejora de las medidas a adoptar. Donde dije digo (Conesa), digo Diego. Quien os entienda… Juanjo Molina. La harina, la mohína. Y viceversa.

 

PRESUPUESTOS :VOX LLEVA LAS RIENDAS

 

Javier Celdrán , el consejero de Presidencia es como esos futbolistas box to box , Casemiro for example, que tienen que jugar en el área propia y en la contraria. Lleva el hombre el cargo y la carga de negociar los presupuestos con Ciudadanos y con Vox. Aunque hemos estrenado el año con las cuentas prorrogadas, dice Celdrán que las negociaciones están avanzadas y que solo faltan unos flecos. Ya veremos qué flecos son esos, no por lo que digan ahora, sino por lo que van a decir cuando comparezca cada consejero en el hemiciclo. Ahí va estar, ya te digo, la madre del cordero.

 

Los voxeros, que no voceros, marcan la agenda, no te engañes. Le pusieron a Celdran unas horcas caudinas de no te menees. Y el problema no está tanto en contentarles, sino en cómo compaginarlo con socios, oposición y demás arrimados. A ver cómo están las trágalas de Isabel Franco con el pin parental ,el traslado de “menas” o la eliminación de todos los organismos y entes relativos a la ideología de genero cuando la consejería de la señora vicepresidenta incluye, de entrada, el LGTBI en su propia denominación. Telita marinera.

 

LOS HASHTAGS DE MI ENANO INFILTRADO

 

#ALBARRACINyVOX. Alarmado por la decisión de VOX de acabar con lo que los propios voxeros, que no voceros, denominan chiringuito de subvenciones, el presidente de Croem, José María Albarracín convocó hace unas semanas a un par de dirigentes regionales a una paella de arroz en Finca Santiago. La cosa es que Albarracín logró arrancarle a Pedro Antonio Sánchez , para quien pidió el voto en aquellas elecciones, setecientos y pico mil euros que pagamos todos con el fin de fortalecer la tesorería de Croem que Miguel Del Toro , sin necesidad de vender la primogenitura por un plato de lentejas, dejó en unos parámetros bastante más altos de lo que el empresario pimentonero y Pepe Rosique van diciendo. Cuando el chupetín está en peligro a don José María le saltan todas las alarmas.

 

#ELSILENCIODELOSCORDEROS. Uno de los argumentos de Albarracín en aquella comida según le cuentan a mi enano infiltrado en la sede de VOX es el de la paz social que desde entonces se respira. “¿Joder, se preguntan Gestoso, Liarte y Cía, y que los empresarios no se enfurruñen con el gobierno o que los sindicatos ya no acampen en San Esteban, lo tienen que pagar los murcianos de sus impuestos”?. Lo curioso del caso es que una pregunta similar ya se la hizo el entonces presidente Valcárcel hace años antes de rechazar esa misma petición. “Es justo que la Administración os compense si os necesita para que participéis o para que aportéis vuestros informes, pero no a través de subvenciones anuales, sino de convenios adecuados y puntuales”, les dijo.

 

#DIETASPOLEMICAS. Es más, Alberto Garre que mantenía y mantiene una estrecha relación con Albarracín, hasta el punto de que el dirigente empresarial causó perplejidad en todos los asistentes a una boda familiar del presidente, al cantar, micrófono en ristre, el my way de Sinatra, ya le dijo en el despacho de San Esteban mientras mi enano infiltrado ajustaba el sonotone : “ no veo claro, amigo José María, que en una región tan endeudada como la nuestra y con los actuales índices de pobreza, los empresarios cobréis dietas del erario público por mucha ley que pudiera respaldar tal medida”.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *