Trankis todo el mundo. Quietos paraos que ni hay moción de censura cercana ( ya lo dijimos aquí) ni elecciones anticipadas a la vista. Horizontes despejados, compañeros del metal. Al menos , hasta que pase el primer semestre del 2020. Y ni ese plazo puede valer con las perspectivas inmediatas que te voy a explicar. Diego Conesa va a tener que aplicarse en restañar sus heridas internas antes de lanzarse a cualquier aventura. Lo primero es antes. Y hay evidencias de grietas preocupantes. En el pesoe siempre han sido muy amigos del fuego amigo desde tiempos de Juma Cañizares, qué te voy a contar. Un partido plausible en muchos aspectos, ya te lo he contado aquí, pero que no acaba de poner orden en su gallinero interno. Por acción o por omisión, vete tú a saber. Pero ahí quizá está una de las claves por las cuales los socialistas no acaban de dar aquí el sorpasso a la derecha. Y se lo tienen que hacer mirar. Un partido en el que se filtra desde dentro nada menos que un contrato de alta dirección, el de su secretario de organización, es un partido con rasgos cainitas en el que alguien, con contactos aquí y en Ferraz, lanza un torpedo contra el llamado “clan de los calasparreños” y la actual dirección regional que desequilibra el necesario orden interno de quienes se presentan ante la sociedad como una alternativa. La gente no perdona divisiones internas. Malamente se puede plantear Diego Conesa otras metas si antes no tapona estos boquetes. En la calle Princesa no le hablan a mi enano infiltrado de “caza de brujas” ni admiten graves escisiones, pero sí admiten la existencia de algún topo “ al que tenemos localizado”. O sea que, sumando el tiempo entre costuras que se le va a ir a Conesa dedicándose a estos menesteres y el que va a tardar su inevitable pareja de baile, lease Ciudadanos, en definir su hoja de ruta, se nos va, mínimo, el primer semestre. Y luego llega el verano, sus hamacas y sus sombrillas. Largo me lo fiáis. En efecto, Diego, aquí vale más el qué ,que el cuando.

 

Franco-Martínez Vidal… y Garaulet

No te creas tú que en Ciudadanos están para tirar cohetes. Demasiadas incognitas, demasiado trajín. Arrimadas ya ha prometido un partido más descentralizado lo que deja entrever que está dispuesta a dar más juego a las direcciones regionales. Y eso pone la lupa en la sede de Centrofama donde para nadie es un secreto que la vice Isabel Franco y la portavoz Martínez Vidal, más imprevisible la primera, más sólida la segunda, son dos acreditadas enemigas íntimas que no dudan en lanzarse, en público o en privado, eso si sin perder la sonrisa, puyas, picas y garrochas para entretenimiento del personal. “si los periodistas tuvieseis acceso a lo que algunas se escriben en nuestro grupo de guasap tendríais más portadas que con el Mar Menor” le comenta un alto dirigente naranja a mi enano infiltrado en animada conversación”. Ya te digo, publico y notorio. A este dúo hay que sumar un tercero que no oculta sus aspiraciones de liderar el partido a nivel regional. Me estoy refiriendo a un descabalgado Garaulet que sigue manteniendo sus contactos en Madrid, su cuota de apoyos de militantes y que tampoco oculta sus ganas de ajustar cuentas por la falta de apoyos en su campaña. Mi enano infiltrado que , como sabes, está en todas, me trae una de las claves a tener muy en cuenta. Garaulet piensa reclamar en su momento un postulado-exigencia que él considera básico en el partido, el de “una persona, un cargo”. Está claro que ese es un argumento, compartido también por otros dirigentes naranjas como Miguel Sánchez, que desestabilizaría a las dos posibles precandidatas a la dirección regional ya que tanto Isabel Franco como Ana Martínez Vidal se verían obligadas a elegir entre el cargo de consejera y el acta de diputada regional. Si ambas optaran por lo segundo se desencadenaría de forma inmediata una crisis en el gobierno regional. Ojo al dato que diría mi entrañable Butanito.

¿Te has olvidado de Valle Miguélez? Le pregunto a mi enano orejón. Y su respuesta me dibuja a una secretaria de organización que vive sin vivir en ella, acongojada por el devenir que pueda tomar el caso “Primarias” y el alcance que puedan tener en su día las determinaciones de Su Señoría. No está ni se le espera en otras calendas, me asegura.

 

Miras: Convención en enero

En el pepé andan de preparativos para su convención regional. Será en enero, a vuelta de las vacaciones navideñas. Los planes de López Miras pasan por reforzar la estructura del partido. Atención a dos figuras que cobrarán importancia en dicha cita: el coordinador y el portavoz . El presidente hablaba el otro día a sus cercanos de la necesidad de buenos escuderos, sin percatarse que por allí andaba mi enano con la oreja puesta. Se abre el casting y sin quinielas. Porque estas cosas, le cuentan a mi orejón en San Esteban, “ solo las consulta Fernando con López y con Miras. Y cuando le presionan es peor. Fijate lo que ha pasado con la Autoridad Portuaria. Mil presiones: que si Pedro Pablo, que si María, que si Adela, que si Pedro, que si Domingo … y al final se le hincharon las narices y nombró a Yolanda, la primera que pasó por allí, es decir por su cabeza”.

¿Elecciones anticipadas?. Es verdad que López Miras las ha llegado a barajar, que ha solicitado informes jurídicos para saber si podría volver a presentarse y parece ser, incluso, que le han buscado un resquicio. Pero las descarta. A corto plazo, por supuesto. Y a medio plazo, también. Antes tiene que aplicarse en recuperar votos ciudadanos y voxeros. Tú ya me entiendes. Para dar un patinazo y encontrarte a Luis Gestoso moviendo los hilos de San Esteban, siempre hay tiempo.

 

 

LOS HASTHAGS DE MI “ENANO INFILTRADO”

 

#comentario . Un ex alto cargo del pepé comentaba en Cartagena con varios empresarios de la Trimilenaria el reciente nombramiento de Yolanda Muñoz al frente de la Autoridad Portuaria. “No os extrañe, les dijo, que pronto asistamos a un hermanamiento Puerto de Cartagena-Puerto de Miami”. Y se quedó tan pancho, el visionario.

 

#compra . En el gobierno regional alguien puede estar investigando determinada importante adquisición en una destacada compañía semipública que, al parecer, no pasó previamente por el consejo de administración. Y otro alguien se ha podido poner muy nervioso. Será cierto o no será cierto. Pero estas cosas mejor aclararlas antes de que pudieran acabar salpicando

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *