Mira que hubo gente que había visto caer la manzana durante años y años, décadas y siglos, perdona que te diga. Pero solo uno se fijó en que la manzana siempre caía desde el árbol de forma perpendicular. Y así Newton pudo descubrir la Ley de la Gravitación universal según le contó don Isaac a su biógrafo William Stukeley mientras ambos estaban sentados a la sombra de los manzanos que el científico tenía en el jardín de su casa. Te cuento esta conocida anécdota porque vivimos tiempos en los que prima la filtración por encima de la investigación. Y así no es extraño que uno contemple el árbol de la actualidad, vea caerse la noticia y no acabe de preguntarse por las claves ocultas y los entresijos del hecho acontecido. El intringulis de la cuestión, que diría aquel recordado obispo catalán, Ramón de Sanahuja y Marcé que nos dejó durante su principado en la diócesis de Cartagena todo un legado de sabrosísimas anécdotas. Vamos al lío.

 

ALTA TENSIÓN EN LA GLORIETA

Para ti, amable seguidor de mi enano infiltrado, ya sabes, un pequeño cabroncete que en todas partes se mete, no es un secreto el clima de alta tensión que se respira en La Glorieta desde que Ballesta, don José, y Gómez, don Mario, sentaron sus posaderas en el Ayuntamiento como alcalde y vicealcalde del Ayuntamiento de Murcia. Pacto endeble de coalición/conveniencia puesto en mil aprietos desde entonces por el indisimulado interés del concejal naranja en saltarse el acuerdo de partidos, algo que en Ciudadanos por ser un partido centralista y de marca es imposible, y tratar de ser lo que no puede ser: alcalde de Murcia. Si lo deseas puedes leer el post que hace un mes escribí en este mismo blog en el que te anunciaba el golpe de mano que se fraguaba y te avanzaba toda la serie de acontecimientos que se han venido sucediendo hasta desembocar en esta rocambolesca situación en la que Mario Gómez y su concejal adjunto se van de cañas con pesoe y podemos para escenificar una moción de censura utópica mientras que los otros dos ediles restantes esperan instrucciones de un partido que en la reunión de esta tarde con el pepé ( Luengo and Ujaldón) ha vuelto a dejar clara y manifiesta su intención de mantener intacto el pacto de gobierno en el municipio. Y además, por si a Gómez le da por seguir enredando, a Antelo, ex baloncestista y ahora polémico mandamás de Vox en la Región, no se le ha ocurrido otra cosa que poner sus tres concejales a disposición de Ballesta. Es decir, para los que echen cuentas, a falta de uno. Y los disciplinados, según aseguran al enano en Centrofama, sede naranjita, son dos, como mínimo.

 

“CASO BERNAL”: ACOSO… ¿O ALGO MÁS?

Pero en esta escena ha aparecido un personaje que puede tener mucho más relieve del esperado. Se llama Rafael Bernal y es el jefe de los Servicios Generales del Ayuntamiento de Murcia quien ha interpuesto una denuncia contra Mario Gómez por un presunto caso de acoso laboral y humillaciones. Bernal denuncia “presión psicológica” y “atentados graves contra su dignidad profesional y su salud física y mental”. Así ha ocurrido y así se ha publicado. El hecho de que un alto funcionario del Ayuntamiento haga estas duras acusaciones a todo un primer teniente de alcalde ya es una situación grave que debe obligar al alcalde a abrir un expediente de investigación. ¿Pero hay algo más en la denuncia de Bernal que hasta este momento haya pasado desapercibido?. Veamos.

 

¿PRESUNTA PREVARICACION ADMINISTRATIVA?

Si tú te vas al escrito que presenta Bernal ante el director de Personal del Consistorio y le pones la lupa te encuentras con que el jefe de los Servicios Generales denuncia que el teniente de alcalde Mario Gómez torpedea su trabajo y le niega los repuestos para “vehículos de SERVICIOS ESENCIALES Y DE PRIMERA NECESIDAD” para , según relata, cuerpos de primera atención ciudadana como son la Policía Local, los Bomberos, Protección Civil o Sanidad. Pásmate lorito, por no escribir otra cosa. Y sigue relatando que esa presunta actitud del teniente de alcalde afecta a los transportes que reparten y suministran las vacunas de la gripe a los distintos servicios médicos municipales.

A mi pequeño pigmalión, docto en nada pero aprendiz de casi todo, inquieto y curioso narizón le ha dado por meter el ídem en el asunto. Jodido y sensibilizado como está el pequeño enano en estos tiempos de pandemias, confinamientos, fases, desfases, brotes y rebrotes se pregunta cómo es posible que se hubiesen podido poner tales reparos. Y cuáles son los límites de la responsabilidad pública de un político en un caso así.

 

¿DEBERÍA ACTUAR FISCALÍA DE OFICIO?

Ha consultado el inquieto pequeñajo el contenido del escrito susodicho de Bernal con varias fuentes jurídicas de postín y me dice que ninguna le descarta que podamos encontrarnos ante un posible o probable caso de presunta prevaricación administrativa. Incluso hay quien apunta a que podríamos estar ante un caso de posible responsabilidad coparticipe en cualquier daño que pudiera haber sufrido cualquier ciudadano receptor de esos servicios. Investíguese el asunto.

Es verdad que el tema no ha entrado en vía judicial y se mantiene en la vía administrativa, pero no falta quien se pregunta si , vista la posible gravedad del contenido, el jefe de personal del Ayuntamiento debería dar curso y traslado inmediato de la denuncia a Fiscalía ante la trascendencia de los hechos que en ella se exponen. O que la propia Fiscalía podría actuar de oficio, si así lo entiende apropiado, dada la repercusión pública que tiene el asunto. Imagínate, solo imagínate, que esto le pasa a Martínez Almeida en Madrid con la que está cayendo…

El “caso Bernal” puede poner contra las cuerdas y no solo políticamente al díscolo Mario Gómez. Arrimadas nunca permitiría un borrón así en su nueva etapa. Puede ser su fatal Talón de Aquiles. Pero antes de cualquier avance o conclusión, conviene la aclaración total. Es obvio que Ballesta , por su parte, debería abrir de inmediato un expediente de investigación de los hechos aclaratorio; no solo por el presunto acoso laboral que denuncia Bernal sino por lo escrito en la segunda parte. Que es, aunque pocos se hayan dado cuenta hasta este preciso momento en el que leen este confi, la más interesante. ¿Te das cuen, cobarde pecador, porqué te hablaba de la manzana de Newton al principio?.

 

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *