María Cristina nos quiere gobernar. Pero, lo siento, yo no le sigo la corriente. Porque no quiero que diga la gente: “Al Mar Menor ya no quiero volver más”. Resulta que, para que te hagas una idea, a nuestra dilecta consejera de turismo no se le ha ocurrido otra cosa que gastarse ahora, que no invertir, dos millones de euros en promocionar nuestra famélica albufera en su famélico estado actual a través de la contratación de espacios en las ferias turísticas de Berlín, Londres y en diversas compañías aéreas internacionales. No creas tú que la estupenda iniciativa de promocionar primero y sanear después se le ha ocurrido a ella sola, no. Ha necesitado reunir a los ímprobos alcaldes ribereños y alguna vicealcaldesa como Noelia Arroyo para que le den el “nihil obstat” a una ocurrencia que no se la compraría ni Alberto Chicote para su celebrada “pesadilla en la cocina”. Las inversiones en su momento. Y ésta no es que sea descabellada. Pero sí es extemporánea. Para que te hagas una idea te diré que esa cantidad es el doble, pongo por caso, de lo que dedica la Comunidad Autónoma a incentivar a empresas innovadoras. O lo que cuesta la renovación de los equipos sanitarios de diagnóstico y tratamiento del Hospital Santa Lucía de Cartagena. Comparando que es gerundio.

AGOSTO EN VILLANANITOS

Pero vamos a ver, almas de cántaro, ¿es que a nadie se le ocurre darse un garbeo por Villananitos? . Yo sí lo hice el pasado domingo y me encontré con toneladas de algas verdes y amarillentas cubriendo toda orilla. Que probablemente sean la consecuencia lógica de los recientes vertidos de agua potable, pero que a la vista del visitante no resultan de lo más atractivo. Todo lo contrario. La gente no es tonta y el deterioro de la imagen ya está hecho. Y eso que el Gobierno Regional, me consta, ya recoge parámetros de clorofila, turbidez, salinidad, oxígeno y temperatura que indican mejoría. Lenta, pero mejoría al fin y al cabo. Sin embargo el daño reputacional ya está hecho, insisto, y eso no se soluciona en un par ferias internacionales. Solo hay que poner el oído, como hice yo, y escuchar lo que dice el visitante. Los de aquí, los de allá y los de acullá. A mí, no sé a ti, mis amigos de Madrid, Barcelona, Galicia o León me dicen que aquí, después de ver aquellas imágenes tan dañinas con peces agonizantes, parece que hemos provocado un Chernobil. Mira que trato de disuadirles, pero la gente , por mucho que se empeñasen María Cristina Sánchez y sus dos millones de recursos inoportunos, no va a veranear a Chernobil. Tú preguntas a los lugareños y la respuesta es desoladora. Los alquileres caen, las reservas disminuyen y el panorama se oscurece. Primero sanear y después promocionar. Priorizar es gobernar. Así de sencillo, María Cristina. Hay que llamar primero al Chicote de turno para que te arregle y ordene la cocina. Y luego inviertes lo que tengas que invertir en su promoción. Pero no pongas, porfa plus, el carro delante de los bueyes. No se trata de obviar la oferta de este verano sino de tratar de gestionar con eficacia. Habrá que buscar otras alternativas que haberlas haylas. Solo tienes que tener claro lo que debes hacer en cada momento. Y te lo digo yo que algo debo entender de campañas y que he decidido solidarizarme con la zona cero y veranear este agosto en Villananitos.

 

LUENGO Y LA PRIORIDAD

Vamos a ver, María Cristina. Te voy dando unas cuantas pistas y , además, hasta te lo voy a explicar de otra manera, aprovechando que nos conocemos desde los tiempos en los que le llevabas la agenda a la vicerrectora Mónica Galdana. Cualquier empresario del turismo y la hostelería sabe que éste es el sector donde es más fácil perder a un cliente para toda la vida. Tu vas a un restaurante , te sirven bazofia y no vuelves allí más por el resto de tus días. Bueno, ni vuelves tú, ni tus familiares, ni tus amigos. Y no te digo nada si vas a un hotel de referencia , te salen cucarachas por el inodoro y en el buffé del mediodía te sirven gallopiedra por gallopedro. Arrempuja Maruja y echa la aldaba…

Me cuenta mi enano infiltrado, que llegó a la reunión camuflado en el coche oficial del flamante Manuel Padín, la intervención acertada de uno de los barones que aspiran a suceder a López Miras y antiguo colega de hemiciclo del que suscribe, José Miguel Luengo. “Nuestro objetivo, dijo, en estos momentos debe ser el de proteger el Mar Menor de forma definitiva y trabajar por la recuperación total de un espacio único.” Estoy de acuerdo con Luengo. Primero la gestión, después la política. Y , por último, la propaganda. La promoción no es un desacierto. El error es hacerla ahora. Inhábil por extemporánea. ¿Oído cocina, María Cristina?.

 

 

LOS HASHTAGS DE MI ENANO INFILTRADO

 

#16M.PARALA7. Presidencia ya ha finalizado el estudio de viabilidad económico-financiera del concurso de gestión indirecta del servicio público de comunicación audiovisual televisiva de esta Comunidad Autónoma. Vamos, de La7 para que te aclares. Javier Celdrán y Mariano Caballero, presidente del RTRM se han puesto las pilas porque el actual contrato de la tele autonómica vence en abril y hay que acelerar los pasos para el nuevo concurso. El estudio recomienda, y aquí está la noticia, una dotación de quince millones y medio, que con el margen de mejora al que se deja la puerta abierta en el mismo documento, se podrían quedar en dieciséis, IVA incluido. Unos cuatro más de los que contempla el contrato vigente. Los sectores profesionales consultados habían solicitado veinte.

 

#CONTRATOPROGRAMAyPLIEGO. Los dos siguientes pasos son la elaboración del contrato programa y del pliego de condiciones. Como esto ya implica modelo de gestión televisiva se supone que los dos grupos que comparten y sustentan al Gobierno, es decir Ciudadanos y Vox, querrán meter la cuchara. Medida saludable. Por lo que igual nos vamos algunos meses de prórroga. Pero pocos. Y máxime cuando ya conocemos los dos principales aspirantes: Secuoya, actual concesionario que asegura contar con el apoyo mayoritario de las productoras murcianas. Y Grupo Zambudio, a través de su poductora TCero Estudios en alianza con el grupo Mediapro de Jaume Roures.

 

#MURCIAECONOMIA(el séptimo). El digital económico MurciaEconomía ,cuya adquisición fue rechazada en su día por el grupo Plaza, ha decidido trasladar su sede de Cartagena a Murcia y abrir una nueva etapa aunque con las limitaciones de un ránking que lo relega a la séptima plaza. En la Región el líder incontestable sigue siendo LaVerdad, seguido de LaOpinión y con un MurciaPlaza cuyo esfuerzo de mejora se nota día a día, en tercer lugar. El cuarto puesto se lo disputan LaCronicadelPajarito en su nueva etapa y un eldiario.es que con el fichaje de Miguel Hernández ha subido enteros. En el sexto puesto ( y subiendo) figura MurciaDiario gracias al oficio de un profesional todo terreno como Alejandro F. Romero. Y en el séptimo, a distancia considerable, quedaría este MurciaEconomía que dos acreditados nómadas de la política como Antonio Betancort y Francisco Martínez Quisco se empeñan en reflotar en compañía de un curioso y llamativo socio tapado.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *