Un consejo, Pepeballesta. Te lo iba a decir in person, pero me ha dicho Pérez que estás en Mallorca y vienes encantado de todas las cosas que has visto por allí. Así que te lo avanzo por aquí, que es sitio más leído. Con estos ninis que llevan cuatro años gobernando y más del doble conspirando, no se puede ir ni al bar de la esquina. Dicen que sí a todo pero en cuanto te das la vuelta, alcalde, te despellejan y te asan como al patrón de Teo, San Bartolomé, te montan un bochinche, una trapatiesta, la marimorena. Pepeguillén se despista, Marco Antonio se queda mirando al Cristo de Monteagudo y Adelita, sus nanas y sus nanos te levantan una sublevación perránea que ríete tú de aquel motín de Esquilache.

El malestar existe, la asonada también. No sé si la cosa llegará al levantamiento e insurrección, porque al final quien más quien menos piensa en los colores propios, pero mi enano infiltrado ha tenido acceso a una carta que circula estos días entre pedanéos, perráneos y raboalcaldes de la huerta. Los grupos de guasaps echan humo y te transcribo algunos de estos párrafos de tan singular carta apócrifa que, curiosamente, está dirigida al presidente del pepé regional ,eso sí, sin identificarlo, porque saben que el que manda de verdad anda a salto de avión, o de pinganillo, entre Miami y Murcia

 

“Durante estos últimos años ha ido creciendo, entre los militantes y dirigentes del partido de los barrios y pedanías del municipio de Murcia un profundo malestar con la gestión municipal. El incumplimiento del programa electoral, los engaños y desprecios continuados, llegando incluso a amenazas personales y laborales, han provocado una creciente pérdida de confianza entre las bases del partido….”

 

“… provocando un grave deterioro de la convivencia y dificultando la transmisión del proyecto del Partido Popular a los ciudadanos”

 

“…desgraciadamente, el alcalde y los concejales nos han defraudado. Se han encerrado en los despachos y dan la espalda a los problemas reales de los vecinos. Son inaccesibles y dan la espalda a los problemas reales de los vecinos…”

 

“…un buen grupo de presidentes y de afiliados no nos resignamos y creemos que debemos recuperar lo perdido y devolver la credibilidad y confianza de los ciudadanos…”

 

Y ahora viene la madre del cordero:

 

…” es por ello por lo que proponemos que al menos una parte de los candidatos se elijan democráticamente por los afiliados de cada junta, barrio o pedanía”

 

Es decir, en tiempos de listas, malestar sino hay reparto. La carta es apócrifa porque no se identifica a los “centenares de militantes que la respaldan”. Y el motivo que argumentan para no hacerlo , tampoco es inhabitual : “…por miedo a represalias…”

 

La lista de Ballesta: no siguen Eduardo Martínez Oliva, Rafa Gómez, Lola Sánchez,Felipe Coello

 

La raíz del problema está en un envite legítimo que el alcalde lanzó meses atrás al partido. Conversación con el secretario general, Teo García. Buenos conocidos de tiempos en los que uno dirigía la consejería y el otro era el gerente de la siempre polémica ARGEM. Ojo al dato, que diría mi Butanito favorito.

 

–Si queréis que repita como candidato, la lista la hago yo. Voy a trabajar con mi equipo, creo que tengo derecho a hacerlo. Y si no puede ser, no hay problema. Yo me quedo en mi casa, vuelvo a la Universidad. Y proponéis a otro candidato. Siempre os quedará Adelita que para eso lleva semanas removiéndonos las pedanías.

 

–Hombre, Pepe. Yo creo que en Murcia no hay mejor candidato que tú. Pero déjame consultarlo con Miami y te digo.

 

Al final no hubo “nihil obstat” del jefe, el mismo que celebra estos días de rositas la ley de plazos de Rajoy y el “efecto Barreiro” en el Supremo, y Ballesta quedó bendecido para diseñar su lista, la lista municipal. Pero si en algo se ha convertido el pepé regional con la llegada de estos ninis, nanas y nanos que lo desgobiernan, es en un partido cainita. Y desde dentro le están moviendo el gallinero a un alcalde que goza de un enorme cartel en Murcia centro pero que puede tener su punto flaco en las pedanías y entre los descontentos del reparto.

 

Continúa Maruja Pelegrín, que deberá ejercer de “apagafuegos”

 

Mi enano infiltrado, que ya sabes, es el mejor informado de esta región, me asegura que las únicas concejales de la etapa Cámara que van a continuar son la eficiente Rebeca Pérez y Maruja Pelegrín. La primera ha hecho una más que notable legislatura y controla una pedanía como El Esparragal. La segunda supone una jugada inteligente por ser una política-bombero de alta cualificación capaz de apagar cualquier incendio en pedanías. Ya sea Beniaján, Alquerías, Sangonera la Verde, La Albatalía, El Palmar, Javalí Nuevo Casillas o Sangonera la Seca. Y ya te llames Paco, Juan, Cati, Pepe o Serafín, un suponer. En cero coma llega Maruja saca su mano izquierda y apacigua el temporal. Aunque tenga que pedir refuerzos a Monteagudo, Nonduermas y El Raal. El caso es suturar heridas y recomponer escenarios. Más Pelegrín y menos Cachá, parece haberle recomendado al alcalde su intrépido Merlín particular, el muy leal Roque Ortiz al que veremos resituado por algún sitio.

Tambien me susurra mi pequeño duende infiltrado, que Eduardo Martínez Oliva se retira hasta el gorro de estrés, en busca de baños reparadores en el Mar Menor. Que Lola Sánchez tampoco repite. Y la verdad es que no sé cómo le sentará eso a su señor padre, mi buen amigo y factótum histórico del partido, Antonio Sánchez Carrillo. Ya le preguntaré y os lo cuento.

Hablando de progenitores de concejales. Me cuentan que en Vistabella soplan bastos porque al padre de Rafa Gómez le ha sentado a cuerno quemado que su hijo tenga todas las papeletas para no repetir. El fuego de Vulcano es menos flamígero que lo que anda soltando por la boca papá Gómez. Del señor padre de Alicia Barquero corremos un tupido y momentáneo velo por aquello de que anda ahora en tareas de calado autonómico. Así las cosas, que a nadie extrañe que, al menor descuido, hayan cartas, revueltas y cuarteladas. Y todo eso se complica más con los oscuros nubarrones electorales: menos puestos a repartir, mayor malestar. Ya te dije hace semanas que esta “gloriosa” generación del lumbreras acaba llevando al pepé regional a su refundación por inanición en lo político y al caos, con la venta de la sede incluida, en lo económico. Ni Atila en sus mejores tiempos…

Fichajes en el Cabildo Superior de Cofradías: Parra o Ayuso; Ruano también cuenta

 

El alcalde , mientras tanto, ajeno a polvorines, sigue a lo suyo. Mantendrá a los fieles como Pepe Guillén y se verá obligado a prescindir de un José Felipe Coello que a mi juicio ha sido un buen gestor pero que hace tiempo comunicó a Ballesta que con una legislatura tiene bastante. Que esto de la política quema demasiado. Y que él está muy acostumbrado a mucho tapón y a mucho pick and roll. Pero de otro estilo.

Así que puestos a fichar caras nuevas, ya te conté (ver anterior artículo de este blog) que el sardinero Gregorio González, muy popular y muy querido en la ciudad suena y suena fuerte. Y ahora te apunto un nuevo nombre que me dan prácticamente como confirmado : el presidente del Cabildo Superior de Cofradías de la Semana Santa de Murcia, Ramón Sánchez-Parra. Ramón pertenece, como sabes, a una muy prestigiosa familia murciana y es persona muy reconocida en su ámbito como lo prueba que su ultima reelección lo fue por unanimidad. Y si al final Ramón dijese que no, apuntate el nombre del vicepresidente del Cabildo otro de los hombres fuertes en el mundo cofrade murciano, Antonio Ayuso. Y un nombre siempre a tener en cuenta,  que siempre ronda en la cábala municipal y al que han rebajado PAS y FER en la lista al Congreso: Javier Ruano

 

Así son las cosas y así se las he contado, que diría mi amigo Ernesto.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *