Ahora que ha pasado esta maldita dana, la puta gota fría de toda la vida, y no hay que lamentar pérdidas humanas en la región. Por desgracia, fuera de ella, sí. Ahora que nos hemos vuelto a convertir en el epicentro nacional como, casi siempre, por y para lo malo. Ahora que vivimos las consecuencias de una enorme catástrofe medioambiental , económica, social y también política porque estos problemas vienen de muy antaño y todavía no ha habido un político con redaños y entendederas para solucionarlos. Ahora que este gobierno Giuliani de López Miras ha acabado, en fase muy grafica de uno de sus miembros, “con el barro hasta las cejas”. Ahora que Rivera y Pedro Sánchez han venido a vernos “in situ” mientras Teo “negociator” Egea agarraba la fregona en San Javier. Ahora nos que han consolado con sus visitas los ministros de Interior, Defensa y Agricultura mientras que la ministra ecolojeta Teresa Ribera sigue escondida bajo la mesa de su despacho porque ya sabemos todos que en esto del agua no le gusta mojarse ni un pelín. Ahora, digo, que han pasado truenos, relámpagos, torrentes y centellas, es la hora del análisis, la reflexión y las ideas. Miras le ha puesto las pilas a su consejero de Fomento y dice Revenga que va a poner en marcha, hoy mejor que mañana, un panel de expertos que busquen soluciones a un mal demasiado mal y demasiado endémico.

 

 

GOBIERNO GIULIANI Y UN PLAN GALICIA PARA MURCIA

Vamos a ver cómo te lo explico para que me entiendas. En pleno siglo XXI una tierra no puede pasar de desértica a inundada en una semana. Menuda transición ecológica, señora Ribera. Es inaudito y tenemos que hacérnoslo mirar porque mucho estamos haciendo mal. Lo hemos hecho mal, lo seguimos haciendo y lo que es peor, no hay muchos visos de que lo vayamos a corregir. A mí me parece fetén que Miras y Revenga se saquen de la manga ese panel de expertos. No será el primer panel. Ni el último. Pero el problema no es un problema autonómico. Es un problema de Estado. Y como tal hay que afrontarlo. Si este gobierno Giuliani ( ya conoces la historia de aquel alcalde de Nueva York que se eternizó removiendo escombros en mangas de camisa) quiere reivindicar, que lo haga de una puñetera vez. Mañana es tarde.

 

Los gallegos lo entendieron muy bien en el 2003 y arrancaron al Gobierno de España un plan Galicia preñado de inversiones a corto, medio y largo plazo para reparar daños y evitarlos en el futuro. Si ellos tuvieron su “costa da morte” nosotros tenemos, permítaseme la licencia, nuestra “huerta da morte”. Unas veces, las más, seca. Y otras, las menos pero crueles, arrasada e inundada. Súmale a eso nuestro Mar Menor, único en el mundo, otra vez convertido en charca lodazal y con todo su ecosistema , nunca mejor dicho, por los suelos. José Gabriel Ruiz, ese laboratorio de ideas andante que surtía a “Somos Región” de brillantes iniciativas hasta que el personalismo de Garre y las conspiraciones de Lacasito López Molina lo aburrieron, puso en marcha una iniciativa que pronto encontró eco en el resto de formaciones políticas: un plan Mar Menor con el Estado tirando del carro. El tema se votó y se aprobó en la Asamblea y , que yo sepa, como tantas otras iniciativas, duerme el sueño de los justos ( injustos, en este caso). Ocasión mollar para que el señor Revenga y sus expertos lo vayan rescatando.

 

España necesita un PHN y por la vía urgente. Estamos hablando de un instrumento vertebrador de Estado, hasta ahora impedido por gentes de mal vivir, insolidarios, estafadores y zoquetes de caletre estrecho. Estamos hablando de un problema de Estado que afecta no solo a Murcia, sino a Valencia, Andalucía y Aragón ( o es el que el Ebro no se desborda arrasando todo cuanto encuentra a su paso un año sí y el otro también). Un PHN que también contemple un plan nacional de avenidas y correntías con más previsión y menos improvisación. Un PHN que se necesita y que no llega por la sencilla razón de que, remedando a Núñez Feijóo sobran oportunistas y faltan Hombres de Estado. Así, con mayúsculas.

 

LAS CONFIDENCIAS DEL ENANO INFILTRADO

 

Servicios de Emergencias, voluntarios, fuerzas de orden público, bomberos y medios comunicación, entre otros, si que se han ganado estos días, cuando menos, el diploma al servicio distinguido a la sociedad murciana. En lo que respecta a la televisión pública autonómica y observando el despliegue informativo que justifica su existencia incluso ante los más reacios, va cierto jerifalte autonómico y le comenta a mi enano infiltrado:

“Como siga así Peñarrubia se lo va a poner muy difícil a Pedro Antonio en un futuro”

Y como mi pequeño confidente había puesto ojos de plato, se lo explicó así.

“Si hombre. Pedro Antonio es asesor de la competencia y a la hora del concurso para renovar el contrato querrá arrimar el ascua a su sardina…”

Y el que quiera entender, que entienda.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *