Cuántos puntos tendrá que ceder el futurible consejero de Fomento José Miguel Luengo ante Luis Gestoso para conseguir ,al menos, la abstención en la segunda votación? ¿Será suficiente con la Presidencia de la Autoridad Portuaria?. ¿Cuántos puestesicos está dispuesto López Miras a poner en la balanza para ablandar a los voxeros? ¿Cuántos trágalas en la aplicación de la Ley LGBTI está dispuesto a aceptar Teo García para que Espinosa de los Monteros levante el veto? ¿Cuántos escenarios está dispuesta a aguantar Isabel Franco antes de cambiar de pareja de baile?… O cuántas veces tienen que volar las balas de cañón, antes de ser prohibidas para siempre. Blowing in the wind, amigo mío. La respuesta está en el viento que cantara el legendario Bob Dylan en su más emblemática canción.

Así que eso es exactamente lo que te digo yo. La respuesta está en el viento. Que es como decirte que puede y debe suceder una cosa, pero también su contraria.

Lo primero que voy a hacer es ponerte en situación. La primera votación se producirá el próximo 2 de julio. A partir de esa fecha empieza a correr el calendario, ojo al dato, porque si se mantuviera un posible desacuerdo en los dos meses siguientes, Alberto Castillo tendría que convocar elecciones el 3 de septiembre ( artículo 146 del Reglamento de la Cámara) por lo que la cita con las urnas se produciría 54 después (artículo 42 de la LOREG), es decir nos iríamos al 27 de octubre, salvo error y omisión.

 

Como desde que fue descubierto en El Bocadillón, PAS no viene a la Región ni cuando lo llama la jueza y puede que, a lo mejor, se haya convencido de que sus interferencias desde el despacho Z (ver post anterior en este mismo blog) no son buenas ni para él mismo, el pepé de López Miras y Teo va a salir ganando. A menor influencia del lumbreras, mayor destete, independencia y capacidad de decidir. Ambos , Teo y Fer, han pasado por las urnas y se han ganado el derecho a decidir por sí solos frente a un metomentodo influencer muy empeñado últimamente en reunirse con determinados presidentes de autoridades portuarias, me cuenta mi enano infiltrado con ánimo de seguir contándome sobre este asuntillo en posteriores entregas. El cuate y el tomate.

 

El caso es que al futurible consejero de Fomento, José Miguel Luengo y al futurible consejero de Presidencia, Javier Celdrán no les quedan mucho que ofrecer a Gestoso y Cía. Hay quien apunta, la futurible consejera de Educación, Cristina Sánchez for example, que todavía quedan puestos de segundo escalón que pueden ser apetitosos para Vox. Y aunque Paco Bernabé amenaza con cargas policiales a quien se atreva , si quiera, a insinuarlo, el portavoz parlamentario Quino Segado puede asegurar y asegura que la Presidencia de la Autoridad Portuaria es mejor destino que una Consejería. Y si hay que volver a poner a Gestoso al frente del uno-uno-dos y de los bomberos, se le pone y tan felices, tercia el exportavoz Víctor Martínez con su cartel de alquila levantado.

 

Tú ya sabes que Vox tiene ahora mismo la sartén por el mango. Si quieren pueden forzar la semana que viene , segunda votación, un 22-22 ( tres noes y una abstención) o incluso un 22-23 ( cuatro noes). En ambos casos se forzaría a Castillo a convocar nueva ronda de portavoces y a una nueva propuesta de candidato, siempre dentro de los plazos que te apuntaba al principio. Todo es posible pero hay cosas que son poco probables.

 

CAMBIO DE PAREJA: CIUDADANOS NO QUIERE ELECCIONES

Porque si hay algo muy claro en el partido naranja es que no quieren elecciones ni por asomo. Todos los estudios demoscópicos realizados y los que están por realizar señalan, señalarían, que si hay un partido que pagaría muy caro el desgaste, ese sería Ciudadanos. Un auténtico descuelgue.Por tanto, lo de repetir urnas en octubre es un verbo que ni se plantea en la sede central del partido, Centrofama primera planta ( no confundir con el despacho Z del lumbreras porque ese está en otra planta).

Resumamos, si Vox no se baja de la higuera, como Zaqueo, Isabel Franco cambiará de pareja de baile. Y Garaulet tendrá que cambiar de chip, resetearse en versión milenial, para sentarse a negociar con el pesoe después de todo lo que ha dicho y hecho en las ultimas semanas. Igual Hervías debería pensar en poner otro peón en ese tablero, llegado el caso.

 

Diego Conesa ha sido, no olvides, el ganador de las elecciones. Y espera pacientemente el desenlace del noviazgo. El pesoe se ha visto desplazado en el calendario de negociaciones al incómodo segundo plato. Y eso siempre conlleva una difícil digestión. Faltaría saber si los socialistas serían tan generosos como lo han sido López Miras y el futurible consejero de Fomento, Luengo. Me da el pálpito que no. Que aquí el pacto supone mayoría absoluta lo que se traduce en estabilidad para toda la legislatura y con la lista ganadora. Cambiarían los cánones, me dice mi enano infiltrado en las filas sociatas. La principal novedad sería la visibilidad. Es obvio que sería mayor porque el socio de ese gobierno no competiría en la misma franja electoral. Mas visibilidad pero menos botín. Menos consejerías, quizás tres. La plaza de senador autonómico también en esa otra opción sería para Miguel Sánchez. Y , como mucho, si los naranjitos aprietan y tensan la cuerda se contemplaría la Presidencia de la Autoridad Portuaria. Pero a mi enano infiltrado le dejan muy claro que los acuerdos de los unos no valen para los otros. También es lógico que así sea. No es lo mismo llamar que salir a abrir la puerta. Así que vuelvo al inicio. La respuesta a todo este panorama político que nos acecha está en el viento, querido Dylan. Y el viento comienza a soplar este lunes. Así que id desplegando velas que la cosa se pone interesante.

 

 

 

 

 

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *